Una inyección de Efecto Zeigarnik.

Después de 4 meses, echaba de menos daros un poco la tabarra, o quizás simplemente es que estoy tan bajo de ánimos y desorientado que necesito sentarme a poner negro sobre blanco que quiero hacer con mi vida.

Así que, aquí estoy de nuevo, a ver si con lo que indica el tituló recomienzo.

El origen de esta entrada está en que este año he debido adelantar un poco la revisión veraniega, primero para reubicarme y segundo porque el comienzo de la nueva temporada será con una operación de espalda de la que veremos cómo me recupero.  Así que he comenzado mi revisión de todos los veranos por el tema que, no siendo mi padre, más me vueltas da en mi cabeza dando una lectura a mis planes del Blog para este año que os contaba aquí  y sólo veo una gran decepción :(.

Ciertamente estoy muy lejos de las 100 entradas que había planeado y veo claro que el Blog ha estado demasiado abandonado, así que he decidido, cómo anticipo a la revisión anual de 2018, aplicarme un chute de “Efecto Zeigarnik”  reiniciando con esta entrada para saludaros y tratar de recuperar un poco la normalidad y la ilusión, dejando patente mi enorme fracaso y volviendo el Blog a su imagen original, a ver si así vuelve también a su ritmo.

Sigue leyendo

Gnome: hacía donde va GNU/Linux.

Minientrada

Ayer me encontré  en mis RSS esta entrada: Muy Linux: ¿Ha tomado GNOME el rumbo correcto? y escuché a @Yoyo comentarla en Killall Radio: #28 Nuevo Hardware, Anarchy Arch Linux, Gnome divaga y Ubuntu en mínimos en donde ambos plantean los dilemas que Gnome  se está encontrando en su evolución y recordé lo que os decía en esta entrada de hace casí un año:


Aunque Gnome es un escritorio que no me disgusta del todo para mi presenta un fallo fundamental, que es la tendencia actual de suponer cómo ha de actuar el operador para facilitarle el trabajo, cosa que a mí, y seré raro, normalmente me lo complica y tener una cierta tendencia a ser un escritorio tipo smartphone que recopila cuentas y otras historias que me gustan poco.


Obviamente  estas luchas tienen todo que ver con la libertad, lo que habiendo ego de por medio y los técnicos siempre lo tenemos muy subido, acaba en que discrepancias y luchas de poder.

Sin embargo divergencias aparte, para mi lo preocupante es que el mundo de GNU/Linux está cada día más controlado por grandes intereses comerciales.  Simplificando mucho diríamos que cada día es más Linux y menos GNU.

Digo esto por que cada vez lo veo más dirigido por los criterios Open Source, que cómo sabemos es un movimiento controlado por grandes compañías, que poco a poco lo van llevando hacía intereses económicos que mueven millones con todo esto y tienen planteamientos totalmente alejados del Software Libre.

Al final se trata de ir restringiendo a los usuarios su capacidad de controlar su privacidad, de imponernos, incluso en uso de nuestros dispositivos, un pensamiento único.

Frente a ello sólo nos querdará refugiarnos  en planteamientos como dwm, I3, o cómo mucho XFCE, todos ellos mucho más orientados a la productividad y menos preocupados por meternos en esta historia de la Internet de las Cosas, que no es más que una forma de tenernos a todos enganchados y controlados en todo momento.

Disculpad el deshago de esta pequeña entrada y contadme vosotros que opináis.

 !Saludos a todos¡ y sobre todo !Gracias por estar ahí¡

 

 

 

Ajustando mi Debian (VIII) – Bash prompt y GNU Pass.

Bueno, aunque la verdad es que estoy muy contento de cómo anda mi equipo después de los cambios que os conté en la entrada anterior lo cierto es que me molestaba demasiado el prompt por defecto de los terminales y soy muy pijo con las configuraciones, ¡así me va!, 😉 así que me puse a la faena, además de comenzar mi proceso de cambio de gestor de contraseñas.

Os cuento …

Sigue leyendo

En que ando liado: Febrero 2018 (volviendo al inicio).

!Que no¡, que no estaba muerto, que andaba de parranda 😉 o, mucho más cierto, eso me hubiese gustado.

No hace mucho leía este twit del amigo @yoyo  y me preguntaba a mi mismo si mi situación era similar, y lo cierto es que no.  La realidad cierto es que la vida me esta pudiendo y ando tan sombrío cómo la imagen que encabeza la entrada, que es mi actual escritorio …
Sigue leyendo